Clase “Saciando Nuestra Sed Emocional: Parte 2 - Traducido al Español

Un Compromiso Inquebrantable Con La Santidad

En nuestro estudio anterior, en Juan 4, vimos la historia de la mujer en el pozo. Así como todos nosotros, ella también sufrió mucho dolor del cual necesitaba sanar; la soledad siendo tan sólo uno de muchos dolores. Como todos nosotros, era una pecadora en un mundo de pecadores. Jesús describió estás necesidades como el “estar sediento.” Esta mujer,claro esta, estaba yendo al pozo equivocado para saciar su sed. Estaba pasando de una relación a otra, y con cada una quedando más sedienta que la vez anterior. Y luego apareció Jesús pidiéndole a ella (y a nosotros) que fuera a él para recibir el “agua viva”, el agua que saciaría su sed (al igual que la nuestra) emocional y espiritual por siempre.

¿No es acaso esta la historia de cada uno de nosotros que tenemos un historial de homosexualidad o atracciones del mismo género no deseadas? Cada vez que en nuestros corazones miramos con lujuria; cada vez que permitimos que pensamientos, recuerdos, o imágenes impuras vivan en nuestra mente; cada vez que actuamos físicamente a través de la masturbación, o del contacto homosexual con otra persona, estamos bebiendo del pozo incorrecto dejándonos más sedientos que cuando empezamos.

La homosexualidad nos ha engañado. Es verdad. A mí no me gusta que me mientan, y esto me hace enojar. Déjame decírtelo de nuevo, la homosexualidad nos ha mentido, y tú y yo hemos sido engañados. Nunca proveyo lo que prometió, por lo menos no a largo plazo. Quizás te haya proveído de algún alivio o gratificación, pero solo a corto plazo. Incluso cuando pecamos con fantasías homosexuales, o miramos pornografía homosexual, o visitamos algún chat homosexual, o de cualquiera otra forma en la que se manifiesten tus tentaciones homo-eróticas; todo es una mentira, estamos siendo engañados.

Pero Jesús viene y nos ofrece algo que verdaderamente llena, algo que apacigua todo el dolor de nuestro corazón: Su agua viviente. La historia de esta mujer inspira tanto porque, al terminar su interacción con Jesús, vemos que la mujer ¡dejo su jarro de agua! ¿Lo entiendes? Esta parte de la historia comúnmente es pasada por alto, pero es crítica. Mientras las escrituras no dicen exactamente porque la mujer lo hizo, yo creo que es simbólico de que lo que utilizó para sacar agua ya no era necesario, porque en Jesús, ¡había encontrado algo mejor y lo sabía! ¡Eso me encanta!

¿Estás dispuesto a dejar tu “jarra de agua” atrás?

¿Estás dispuesto a dejar tu “jarra de agua” atrás? ¿Estás dispuesto a dejar tus relaciones homosexuales por siempre? ¿Estás dispuesto a hacer lo que sea necesario para que la fantasía, la masturbación, la pornografía, o cualquier otra práctica pecaminosa ya no sean parte de tu vida? ¿Estás dispuesto a tomar los pasos que sean necesarios para aprender cómo controlar tu mente para que los recuerdos y pensamientos homosexuales ya no les sea permitido vivir ahí, corroyendo y matando lentamente? Ya no necesitas estos “jarros” para recibir agua que tan sólo te dejara sediento. ¡Jesús tiene algo para ti que saciara tu sed por siempre![i] ¡Que emocionante!

En Jeremías 2:13 dice: “Dos son los pecados que ha cometido mi pueblo: Me han abandonado a mí, fuente de agua viva, y han cavado sus propias cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.”

Cuando escogemos el pecado en vez de Dios, abandonamos a Dios, la “fuente de agua viva” y escogemos cavar nuestras propias cisternas que no pueden retener el agua.

Este problema, no es un problema exclusivo de la homosexualidad, es un problema proveniente del pecado.

Cuando nos volvemos a la homosexualidad, sea en hecho o en pensamiento, estamos bebiendo de una cisterna que no retiene agua. No sólo eso, pero cuando una cisterna se rompe, el agua no solamente se fuga, sino que también permite que el agua fétida y maloliente de afuera también puede entrar. ¡Por favor detente y considera esta agua fétida que te has permitido tomar a través de la homosexualidad! [ii]  

¿Acaso te permitirías tomar agua del caño? ¡Por supuesto que no!

¿Imagínate lo desagradable que sería, si en realidad tomáramos agua del caño? Eso sin mencionar lo mal que te pondrías. Ninguno de nosotros se atrevería a hacer tal cosa. Sin embargo, esto es exactamente lo que hacemos cuando nos volvemos a la homosexualidad para “beber.” Nos hace enfermar de manera terrible, tanto emocionalmente como espiritualmente, y eventualmente nos termina matando por completo.

Cuando estuve activamente involucrado en la homosexualidad, nunca lo pensé de ésta manera. No entendía como me estaba lastimando a mí mismo. De hecho, hubo un tiempo en el que me gusto la homosexualidad y lo que me daba. Pero más tarde, así como la mujer del pozo, Jesús entró a mi vida y me ofreció algo que sacia y satisface mucho más. Cuando me di cuenta que Él me estaba ofreciendo un agua tan gratificante que llenaría todas mis necesidades emocionales permanentemente, y de una forma en que la homosexualidad nunca podría hacerlo, Jesús se volvió la clara elección, el mejor pozo del cual podría sacar mi agua. No deje la homosexualidad por pensar que era terrible, la deje porque encontré algo mejor.  La homosexualidad me proveyó lo que buscaba, pero solo temporalmente. Jesús sacia la sed por siempre.  

Entonces, es el Agua Viva de Dios lo que necesitamos. Pero ¿qué es esta “Agua Viva?”

Hebreos 4:12-13

Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.

2 Timoteo 3:14-17

Pero tú, permanece firme en lo que has aprendido y de lo cual estás convencido, pues sabes de quiénes lo aprendiste. Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.

Proverbios 1:2-7

Para adquirir sabiduría y disciplina; para discernir palabras de inteligencia; para recibir la corrección que dan la prudencia, la rectitud, la justicia y la equidad;

para infundir sagacidad en los inexpertos, conocimiento y discreción en los jóvenes.

Escuche esto el sabio, y aumente su saber; reciba dirección el entendido, para discernir el proverbio y la parábola, los dichos de los sabios y sus enigmas.

El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina. 

Eclesiastés 12:11-14

Las palabras de los sabios son como aguijones. Como clavos bien puestos son sus colecciones de dichos, dados por un solo pastor. Además de ellas, hijo mío, ten presente que el hacer muchos libros es algo interminable y que el mucho leer causa fatiga. El fin de este asunto es que ya se ha escuchado todo. Teme, pues, a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es todo para el hombre. Pues Dios juzgará toda obra, buena o mala, aun la realizada en secreto.

La Palabra Viva de Dios es el “Agua Viva” que todos necesitamos. Dios es quien quiere saciar nuestra necesidad emocional, satisfacer nuestros anhelos, y enmendar nuestros corazones quebrantados. Él es la única respuesta. Ninguna persona, relación, experiencia, o cosa material puede hacer lo mismo por nosotros. ¿Crees en ésto? ¿De verdad?  Si así lo es, ¿tomarás CUALQUIER medida que sea necesaria para dejar de beber del pozo equivocado e ir a Jesús?

Por favor ora que Dios te dote del valor y la fuerza que necesitas para llevarlo a cabo. Vamos a hablar de detalles específicos en nuestra próxima clase. ¡Estoy orando por ti! Tu lo PUEDES lograr.


[i] "Living Water Part 2." Door of Hope. Setting Captives Free. 21 Aug. 2008 <Error! Hyperlink reference not valid.[Jr1] 

[ii]  Ibid

© Strength in Weakness Ministries All Rights Reserved

PO Box 20041, Orillia, Ontario L3V 7X9 Canada  (705) 259-3331

Who Are We

We are a Christian organization that bridges the gap between the Christian community and the LGBTQ community through awareness, education and support.

Strength in Weakness Ministries is currently assisting Christians from hundreds of Christian congregations in countries on every continent the world over. As well, we are teaching Evangelists, Pastors, Church Leaders, Pastoral Care Workers and all Christians how to effectively counsel Christian men and women who are same gender attracted; parents, spouses and siblings how to deal with this challenge in their family relationships, and all Christ followers how to reach out to our gay neighbours for Christ through our workshops.

Contact Us

  Canada
Strength in Weakness Ministries
Attention: Cathy Hammond
PO Box 20041
Orillia, ON L3V 7X9
705-259-3331
 

  United States
Strength in Weakness Ministries
Attention: Cathy Hammond
2220 Meridian Blvd. Suite W6063
Minden, Nevada 89243
705-259-3331

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

Login

SiteLock